Es aquel en el que se está formando ya una maloclusión. Puede ser a nivel dentario o esquelético:

  • Dentario: Utilizamos para su corrección placas removibles, tallados de caninos y planos de composite e incluso brackets

  • Esquelético: Se produce una alteración en el hueso afectando secundariamente a los dientes. En estos casos se realizan tratamientos ortopédicos que inhiben o favorecen el crecimiento del maxilar superior o de la mandíbula


Es importante saber que el tratamiento ortopédico sólo se puede realizar cuando el niño aún no ha terminado de crecer, por lo que es conveniente empezar sobre los 9-10 años.

Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted